martes, 29 de abril de 2014

Tus opciones de atención médica

Al referirse a tu salud, siempre quieres tener el máximo control posible. Con respecto a la accesibilidad a los servicios de salud, hay muchas diferencias entre proveedores públicos y proveedores privados de servicios sanitarios. Proveedores de servicios sanitarios públicos están disponibles para toda la población de un país con modos de financiación diferentes dependiendo del modelo del sistema sanitario, generalmente financiado por impuestos y/o cotizaciones de trabajadores y empleadores. Los proveedores públicos pueden brindar servicios sanitarios accesibles, de buena calidad y de costos asequibles para toda la población. Estos proveen cobertura para servicios como consultas donde el médico de familia y en caso que sea necesario donde un especialista, brindando acceso a hospitales públicos y algunas medicinas subsidiadas. Si vas a un hospital público, serás atendido gratuitamente (o con un pequeño copago en ciertos países) por un doctor fijado por el hospital.

Dependiendo del tratamiento que necesites, puede que tengas que someterte a listas de espera. Si quieres evitar los tiempos de espera de los hospitales públicos, puedes escoger un proveedor de servicios sanitarios privado. Puedes pagar por estos servicios de tu propio bolsillo o consiguiéndote un aseguramiento médico privado. ¿Porque la gente elige un seguro médico privado? Un seguro médico privado te da más opciones con respecto a tus preferencias de atención sanitaria. Puedes escoger ser tratado en una gama más amplia de hospitales, puedes escoger el doctor que quieras, fácilmente puedes elegir cuando prefieres ser atendido y puedes obtener cobertura por servicios no hospitalarios como ambulancia, odontología, fisioterapia y otros servicios no cubiertos por el sistema público. Mientras que los aseguramientos médicos privados te brindan más opciones para tu atención sanitaria, también significa que pueden haber costos adicionales que deberás asumir. Diferentes servicios pueden tener diferentes cuotas que deberás pagar y si atiendes a un servicio que tu aseguramiento no cubre, tendrás que pagar por una parte o todo el costo del servicio. Siempre deberás preguntar que potenciales costos adicionales existen antes de someterte a un tratamiento.



En resumidas cuentas, el aseguramiento médico privado te brinda más opciones para tu atención médica y puede ayudarte a pagar servicios no incluidos en la cartera de servicios públicos – pero tendrás que estar bien informado sobre los servicios sanitarios incluidos en tu seguro para que los costos adicionales no sobrepasen tu presupuesto.

- Salomón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada